Materiales sostenibles para reducir el impacto ambiental de la industria

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Tecnología
Visualizaciones del artículo Leído  2739  veces

El proyecto Minerva, que se puso en marcha el pasado mes de julio y se prolongará hasta diciembre de 2023, se basa en tecnologías punteras de transformación de materiales, caracterización multiescala y herramientas digitales como la simulación.

Materiales sostenibles para reducir el impacto ambiental de la industria

Dicho proyecto se ha puesto en marcha con el objetivo de desarrollar materiales destinados a ayudar a afrontar retos sociales actuales como la generación de energía limpia, el desarrollo de la electromovilidad y la reducción del impacto de la industria en el medio ambiente.

Está liderado por Ceit y el consorcio está formado por Azterlan; UPV/EHU; Mondragon Goi Eskola Politeknikoa S. Coop; TECNALIA; LORTEK; EIPC y Tekniker.

Financiado por el Gobierno Vasco y enmarcado en el programa ELKARTEK, el proyecto Minerva se ha puesto en marcha para desarrollar materiales de última generación con altas prestaciones y múltiples características, que puedan seguir siendo sostenibles a lo largo de su vida útil. Al mismo tiempo, se garantizan otros importantes beneficios para la industria, como la eficiencia de los procesos, la durabilidad de los productos, la reducción del coste de producción y la eliminación de materiales considerados críticos para el medio ambiente, entre otros.

En el marco de la iniciativa se propone, por ejemplo, la producción de nuevas gamas de aleaciones de alta entropía y con memoria de forma (HEAs y SMAs) a partir de materiales ya existentes, así como su combinación con tecnologías de transformación como la soldadura láser y la fabricación aditiva, con el fin de obtener nuevos productos funcionales. También se desarrollarán herramientas digitales y metodologías de caracterización multiescala.

Los socios combinarán sinergias y capacidades tecnológicas adicionales para dotar a los materiales metálicos y cerámicos de propiedades mecánicas, eléctricas y magnéticas con el fin de obtener un triple beneficio: cubrir las necesidades actuales más importantes del tejido industrial, ampliar las características de los materiales y crear nuevas oportunidades de mercado.

El proyecto Minerva trabajará en tres áreas estratégicas para la actividad industrial del País Vasco.

El primero de ellos es la industria inteligente, ya que los avances en la automatización y la mejora de los procesos, junto con el reto que supone la transformación digital y el uso eficiente de  los recursos materiales y energéticos, hacen necesario que este proyecto busque nuevos productos y soluciones para aportar valor añadido y mejorar el posicionamiento competitivo de la industria vasca.

La apuesta por el desarrollo de energías más limpias constituye el segundo pilar. La sostenibilidad medioambiental y la transición hacia una economía vasca baja en carbono se busca a través del uso eficiente de los materiales y su validación funcional.

Por último, cabe destacar la contribución de Minerva al área de la salud, perseguida a través del desarrollo de materiales que puedan ser utilizados en la monitorización remota de la salud, así como actuadores para intervenciones quirúrgicas.

Todo ello forma parte de las estrategias tecnológico-digital, energético-medioambiental y sociodemográfica recogidas en el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación (PCTI) Euskadi 2000. Al mismo tiempo, el proyecto se alinea con las misiones establecidas en el programa marco Horizonte Europa a través de iniciativas tractoras transversales de movilidad eléctrica, economía circular y envejecimiento saludable.

Para finales de 2023 se espera haber recopilado y evaluado datos relativos a toda la vida útil de los materiales, desde su diseño hasta el final de su vida útil. Esto se hará mediante demostraciones que permitan validar nuevos materiales orientados a los sectores del transporte, la aeronáutica, la energía y la máquina-herramienta. 

Nerea Burgos, coordinadora del proyecto e investigadora del grupo de Pulvimetalurgia Avanzada y Fabricación por Láser del Ceit, que lidera el proyecto, explica que Minerva trata de "apretar un poco más la tuerca a los materiales de última generación para incorporar otros nuevos en el mercado más comprometidos con el uso del vehículo eléctrico (VE), el transporte aéreo con menor impacto ambiental y la generación de energías limpias".

La iniciativa tendrá un doble impacto en el tejido industrial del País Vasco ya que, por un lado, se ampliará la diversidad de productos que ofrece y, por otro, se afianzará como líder en el mercado exterior. En esta línea, Nerea sostiene que "las empresas vascas conseguirán afianzarse como líderes en un nuevo mercado europeo y exterior que, a su vez, abrirá nuevas oportunidades de negocio".

 

 

Descargas