Certificación UL para cables TPE libres de halógenos

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Igus
Visualizaciones del artículo Leído  2683  veces
Tags del artículo

La larga vida útil de los cables chainflex de TPE de alta gama convence a los inspectores y ofrece a los clientes una seguridad certificada

Certificación UL para cables TPE libres de halógenos

igus ha recibido la certificación UL AWM de la conocida organización estadounidense Underwriters Laboratories (UL) por sus cables de TPE de alta gama que no utilizan halógenos retardantes de llama como aditivos. Es la primera vez que esta empresa de certificación valida que los cables de TPE sin halógenos también pueden cumplir los requisitos de protección contra incendios en la industria.

La organización independiente Underwriters Laboratories es una de las compañías con más reconocimiento de Estados Unidos en materia de seguridad de productos. Desde 1894, se encarga de probar los componentes de las máquinas y sistemas para comprobar si son aptos para el uso industrial y su sello es uno de los requisitos para entrar con éxito en el mercado norteamericano. La protección contra incendios es un criterio decisivo.

Esto se debe a que, según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios de Estados Unidos (NFPA), los incendios de máquinas son la cuarta causa de incendios en entornos industriales en Estados Unidos, seguida de cerca por los incendios provocados por factores eléctricos. «Por eso estamos especialmente contentos de que igus se haya convertido en el primer fabricante del mundo en recibir un sello UL para cables TPE libres de halógenos», afirma Rainer Rössel, vicepresidente y director de los cables chainflex de igus. Y añade: «La certificación demuestra a nuestros clientes que los cables chainflex TPE de alta gama cumplen con los aspectos de seguridad».

La protección contra incendios también se puede lograr sin halógenos

Para esta certificación, los ingenieros de igus tuvieron que hacer un gran esfuerzo para convencer a los inspectores. Hasta ahora, la retardancia a la llama de los cables ha sido el factor clave para obtener la certificación UL de protección contra incendios. Por lo tanto, solo se concede la homologación a los productos que contienen retardantes de llama como el cloro, el flúor o el bromo, aditivos que aumentan la retardancia de llama. Sin embargo, hasta ahora no se ha tenido en cuenta que los retardantes de llama suelen modificar la estructura química del revestimiento y reducir la capacidad de carga mecánica. Por lo tanto, igus comienza mucho antes en el proceso: el especialista en cables no se centra tanto en evitar que el fuego se propague, sino en cómo el propio cable ha provocado el incendio.

Las mezclas de revestimiento de TPE de igus son extremadamente resistentes a las cargas mecánicas y a las influencias externas. Por lo tanto, pueden utilizarse en una amplia gama de aplicaciones: en espacios de instalación reducidos de hasta 4 xd, recorridos cortos muy dinámicos con aceleraciones de 100 m/s² o recorridos largos en un rango de temperatura de -35 °C a 100 °C. Al mismo tiempo, son extremadamente resistentes a los agentes químicos, incluso con aceites orgánicos especiales. En todas estas aplicaciones de la cadena portacables, los compuestos de revestimientos de TPE sin halógenos de igus minimizan el desgaste prematuro del revestimiento exterior por un factor de hasta 10 en comparación con los mismos materiales que contienen retardantes de llama.

De esta forma, se elimina una causa determinante de incendio, ya que, si el revestimiento no se rompe, el cable no puede provocar un incendio porque es imposible una reducción de la sección transversal de los núcleos debido a la inexistente rotura del revestimiento. Este fue el argumento que finalmente convenció a los certificadores de UL.

La retardancia a la llama de los cables de TPE ya no lo es todo

Con estas medidas, igus contribuye significativamente a aumentar la seguridad de las máquinas. La resistencia a la flexión a largo plazo y la vida útil de los cables chainflex en la cadena portacables han sido probadas en numerosas pruebas prácticas en el laboratorio de pruebas interno de igus, y no solo para los cables TPE. «Hasta el momento, los clientes ya han tenido la oportunidad de elegir entre 1.044 cables chainflex con aprobación UL», señala Rainer Rössel. Y añade: «Con la nueva certificación, actualmente hay más de 200 cables TPE, por lo que podemos ofrecer una gama de productos con certificación UL casi completa». Los clientes de Europa se benefician de ello al estar libres de halógenos, al igual que los que construyen máquinas para el mercado norteamericano, donde la certificación UL de los componentes individuales es la norma exigida.




Descargas