Monitorización sin contacto de los cables igus en cadenas portacables

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Igus
Visualizaciones del artículo Leído  3889  veces

Los sensores i.Sense CF.D utilizan tecnología de alta frecuencia para detectar fallos en los cables de bus y de datos, evitando costosas paradas de sistema

Monitorización sin contacto de los cables igus en cadenas portacables

La monitorización inteligente de los cables de datos y bus de igus va un paso más allá: la última generación de sensores de monitorización i.Sense CF.D comprueba el estado eléctrico de los cables chainflex en los sistemas de cadena portacables, sin contacto y sin tener que modificar los conectores existentes. De esta forma, puede llevarse a cabo el análisis del estado en tiempo real sin necesidad de conductores adicionales y, en combinación con el nuevo módulo de evaluación i.Cee: plus II, obtener un mantenimiento predictivo aún más eficaz para la protección contra los costosos fallos de sistema.

La última generación de CF.D facilita el mantenimiento predictivo de los cables de bus y de datos chainflex en los sistemas de cadenas portacables de igus. El sistema inteligente se compone de dos unidades de sensores que se incorporan en ambos extremos del cable chainflex que se va a supervisar mediante una fijación tipo clip. Durante el funcionamiento, los sensores comprueban continuamente las propiedades de transmisión de los cables y son lo suficientemente pequeños como para instalarse en el armario eléctrico del lado del extremo móvil y del extremo fijo.

La tecnología de alta frecuencia detecta las variaciones más sutiles sin necesidad de contacto

La nueva generación de sensores de monitorización de igus utiliza una tecnología de alta frecuencia que funciona sin conductores adicionales y sin contacto con los conductores existentes. «Esta tecnología permite a los sensores medir de forma fiable incluso los más pequeños errores de transmisión en cables y conectores», afirma Richard Habering, responsable de los smart plastics de igus. De esta forma, es posible un mantenimiento predictivo eficaz en aplicaciones industriales en movimiento en las que los cables y los conectores están sometidos a una tensión mecánica continua. Además, la nueva generación de sensores CF.D es compatible con la mayoría de los cables de bus y datos de la gama de cables chainflex de igus.

En palabras de Habering: «La monitorización de las condiciones permite a los usuarios de maquinaria y equipos detectar y sustituir los cables a punto de alcanzar el límite de desgaste en una fase inicial, lo que mejora significativamente la seguridad de la planta industrial». Se trata de una pequeña inversión que proporciona grandes beneficios, ya que, en algunos sectores, es habitual que las paradas impliquen costes de hasta más de 5.000 € por minuto.

i.Cee plus II: detección de fallos inminentes con la ayuda de un smartphone o una tablet

Cuando los cables de datos y de bus se acercan a su límite de desgaste, entra en juego otra novedad: i.Cee: plus II, un módulo que se conecta a los sensores CF.D mediante una conexión USB. Al detectarse un deterioro inicial de las propiedades de transmisión, se hace evidente la necesidad de realizar trabajos de mantenimiento y se ajusta el cálculo de la vida útil de los componentes en consecuencia. A continuación, el módulo envía los resultados de las mediciones de cada sensor individual a un panel de control al que los usuarios pueden acceder a través de la red local o de Internet con un PC, un smartphone o una tablet.

De esta forma, los responsables disponen de la información actualizada en todo momento y desde cualquier parte del mundo, pudiendo reaccionar rápidamente a los mensajes de alarma recibidos por SMS o correo electrónico. El panel también ofrece una visión general del historial del sistema, incluido el número total de ciclos de la cadena portacables, la temperatura en producción y el tiempo restante hasta el próximo mantenimiento programado.

Habering afirma: «i.Cee: plus II y la nueva generación de sensores CF.D constituyen una base sólida para el mantenimiento predictivo gracias a su operabilidad intuitiva y a su integración flexible en la IT del usuario, de modo que se pueden prevenir con más fiabilidad que nunca las averías y las paradas inesperadas». La nueva generación de módulos de monitorización CF.D y i.Cee: plus II representan un nuevo avance de la gama i.Sense de igus para el mantenimiento predictivo.

A partir de la familia de productos i.Sense desarrollada en 2016, igus ha conseguido que soluciones como cadenas portacables, cables flexibles, guías lineales o platos giratorios, sean «inteligentes» mediante diferentes sensores y módulos de monitorización. Actualmente, los sensores de igus pronostican la vida útil de una gran cantidad de aplicaciones de clientes en sectores como la industria del automóvil.




Descargas